Egipto condena a siete años de prisión a tres periodistas de Al YaziraRosasSinEspinas .
Arrow
HOY ES:

Mis Reflexiones...

*

Egipto condena a siete años de prisión a tres periodistas de Al Yazira

Publicado Por:Lissette Garcia ~ 0 comments


Las autoridades egipcias no han sido permeables a las presiones internacionales en favor de la libertad de prensa. Un tribunal de El Cairo ha condenado este lunes a penas de entre siete y 10 años de cárcel a un grupo de periodistas de Al Yazira acusados de difundir noticias falsas para favorecer las tesis de los Hermanos Musulmanes, el movimiento islamista que gobernó Egipto hasta el golpe de Estado del verano pasado. Entre ellos, figura el reportero australiano Peter Greste. El juicio, que había suscitado un gran interés a nivel internacional, representa un nuevo ejemplo de la campaña represiva lanzada por el régimen egipcio para silenciar cualquier voz disidente, ya sea en el plano político o mediático. Durante el último año, han muerto más de 2.000 personas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad,y se han arrestado más de 20.000 personas, la mayoría simpatizantes de la Hermandad. De los 20 imputados en este proceso, 11 fueron juzgados en rebeldía, y todos ellos recibieron una castigo de 10 años de cárcel. Idéntica pena correspondió al productor de la cadena Al Yazira en inglés Baher Mohamed. En cambio, sus compañeros Peter Greste y Mohamed Fahmy fueron sentenciados a siete años, así como también cuatro estudiantes que habían suministrado imágenes a la emisora catarí sin ser empleados suyos. Otros dos jóvenes, uno de ellos hijo del líder de la Hermandad Mohamed Beltagy, fueron absueltos. Los tres reporteros de Al Yazira en inglés fueron arrestados a finales de diciembre del año pasado, tan solo horas después de entrevistarse en su hotel con un representante de los Hermanos Musulmanes. Pocos días antes, la cofradía islamista había sido declarada “organización terrorista” por el Gobierno egipcio, por lo que los reporteros fueron acusados de pertenencia o colaboración con banda armada. Las familias de los condenados están convencidas que son víctimas de la guerra entre Al Yazira y las autoridades egipcias que se desató tras el golpe de Estado. “El veredicto demuestra que este es un juicio político. Durante las vistas, no se ha presentado ninguna evidencia de que ellos hubieran manipulado la información. No nos esperábamos este resultado. Estamos destrozados”, explicó Mike Greste, hermano del reportero australiano, a las puertas de la prisión de Tora, sede de la corte. Por su parte, el gobierno australiano se ha mostrado “consternado” por la sentencia. “Vamos a presentar recurso al tribunal de casación porque se han producido numerosos defectos procesales graves. Por ejemplo, no se nos ha permitido ver las pruebas presentadas por la fiscalía, lo que es absolutamente ilegal”, declaró Shaaban Said, miembro del equipo de abogados defensores. Como muestra de hasta qué punto el juicio constituye una farsa, Said explicó que los tres años de cárcel adicionales impuestos al productor Baher Mohamed se deben a que tenía en su habitación un casquete de bala recogido como souvenir de una manifestación. Después de que el juez dictara sentencia, los ocho procesados presentes en la jaula de los acusados entonaron una canción revolucionaria, que acompañaron luego de proclamas contra el régimen. “Qué caiga, qué caiga el gobierno militar!”, gritaban, mientras en los bancos de la corte se producían escenas de dolor entre los familiares de los condenados. La libertad de expresión fue una de las primeras víctimas de la asonada militar, ya que en cuestión de semanas se clausuraron varias cadenas de televisión de tendencia islamista. Según el Comité para la Protección de Periodistas, actualmente, cerca de una veintena de reporteros se encuentran detenidos en Egipto, que se ha convertido durante el último año en uno de los cinco países más peligrosos para el desarrollo de la labor periodística. “Este es un mensaje muy claro dirigido a todos los periodistas sobre qué puede pasar si uno va en contra de la narrativa oficial de los hechos”, advirtió Mohamed Lotfi, un observador de Amnistía Internacional que ha estado presente en las 12 sesiones del proceso. El Gobierno egipcio ha acusado en reiteradas ocasiones a Al Yazira de presentar una información sesgada de lo que sucede en Egipto de acuerdos con los intereses de la Hermandad, algo que los responsables de la cadena siempre han negado. Al Yazira es propiedad de la familia gobernante en Catar, que fue el más estrecho aliado de la administración del ex raïs Mohamed Morsi. Lissette Garcia RosasSinEspinas

Puedes Comentar Via Facebook Cuéntanos lo que estás pensando... !

Articulos Relacionados

No comments: